ActivitiesCommunity

Por qué marchamos por el clima, trabajos y justicia

 

La economía agrícola y forestal del Sur de Oregon va a ser impactada severamente por el cambio climático si no actuamos con rapidez.

Esta es solo una de las razones por las cuales planeamos unirnos con familias agrícolas, trabajadores forestales, estudiantes, y personas mayores en la Marcha del Pueblo por el Clima (Movimiento del Clima Popular) este sábado 29 de abril a las 3 de la tarde en el parque Pear Blossom en Medford (312 4th St).

Como jóvenes viviendo en el Sur de Oregon, hemos visto el impacto que el cambio climático puede tener en las granjas, la gente que trabaja la tierra, y en nuestra calidad de vida.

El verano pasado, una de nosotras (Erica) fue puerta a puerta para una petición y al estar hablando con varios miembros de la comunidad en Medford conoció a un trabajador agrícola, el cual le mostró quemaduras graves que tiene en los brazos y manos y le dijo que los veranos en los campos se están volviendo insoportables. Los trabajadores agrícolas, quienes pasan largas horas afuera, ya están sintiendo el impacto del calentamiento en nuestra región.

El Oregon Climate Change Research Institute predice que las temperaturas en el Rogue Valley van a aumentar 5°F para el 2050 y 8°F para el 2080 si no reducimos nuestro niveles de contaminación inmediatamente. El calentamiento y el calor extremo van a alterar los patrones de lluvia, reducir la disponibilidad de agua, lo cual es probable que afecte la temporada de siembra, el crecimiento de la cosecha, el ganado, y reducirá el valor nutricional de la comida.

Incluso en los días más calurosos de la temporada, a algunos trabajadores agrícolas no se les da descansos, acceso a agua o baños. A medida que actuamos sobre el cambio climático también necesitamos proteger a las comunidades más vulnerables a sus impactos.

Según la National Climate Assessment, con días más calientes, la nieve se está empezando a derretir antes de lo normal, lo cual afecta el caudal de los arroyos. El calentamiento reducirá la disponibilidad de agua de riego de la que dependen nuestros agricultores familiares.

Mientras enseñaba nutrición con Rogue Valley Farm to School, una de nosotras (Allie) conoció a familias en el condado de Jackson que ya estaban teniendo dificultades para poner comida en la mesa. Cuando el agua no está disponible para el riego, el precio de las verduras frescas aumentan.

El impacto a la agricultura es una de las razones clave por las que más de 40 grupos locales, desde organizaciones de defensa de trabajadores agrícolas y forestales hasta comunidades religiosas, se están uniendo para dirigir el Movimiento del Clima Popular: Marcha por el Empleo, la Justicia y el Clima en Medford. Esto es parte de una jornada nacional de acción, como la Marcha de la Mujer, para unirse por un clima saludable y una economía de energía limpia que funcione para todos.

Otra razón por la que nos estamos uniendo a la Marcha por el Clima, es el Proyecto de Energía Jordan Cove y el Oleoducto del Pacífico que amenaza nuestros bosques, ríos y el aire.

Para poder trasladar el petróleo a través del gasoducto propuesto de 232 millas de Malin a Coos Bay, una estación compresora de 31 acres sería necesaria para comprimirlo. La estación de compresión sería una de las 15 mayores fuentes de contaminación climática en el estado. Emitirá contaminantes tóxicos conocidos por causar cáncer, como formaldehído y tolueno.

Según el censo del 2015, más del 65% por ciento de la comunidad de Malin es latina, mientras que el resto del condado es sólo 11% latino. Estudios que datan de la década de 1970 han señalado un patrón de ubicación de los mayores contaminadores en las zonas rurales, de bajos ingresos, o comunidades de color.

Otra razón por la que nos unimos el 29 de abril es porque nuestra comunidad tiene mucho que ganar de una transición hacia la energía limpia.

En 2016, California fue el primer estado en el país en crear 100.050 empleos solares, según la Fundación Solar sin fines de lucro. Este año, la legislatura de Oregón tiene la oportunidad de invertir en una economía de energía limpia y crear miles de trabajos bien pagados en nuestra comunidad al aprobar el proyecto de ley de energía limpia. El proyecto de ley reduciría la contaminación climática mientras volverá a invertir en regiones como la nuestra para ayudar con la transición a energía limpia y prepararnos para el cambio climático.

Como la generación del milenio trabajando con jóvenes de la secundaria y preparatoria, a los estudiantes les preocupa que el sur de Oregon no va ser un lugar seguro y saludable para vivir cuando sean adultos. También estamos viendo a los jóvenes tomar el liderazgo en este tema. Por ejemplo, los jóvenes han desempeñado un papel crítico en el desarrollo del Plan de Acción para el Clima y la Energía de la ciudad de Ashland. En Medford, jóvenes de todo el sur de Oregón van a liderar la Marcha por el Empleo, la Justicia y el Clima.

La marcha es una oportunidad para unir a comunidades de todo el sur de Oregon para el cambio positivo que queremos ver en nuestra hogar. Únase con nosotros este 29 de abril para marchar por nuestras familias agrícolas, nuestra economía local, la seguridad de nuestras comunidades y la salud de nuestras familias.

Erica Alexia Ledesma ha vivido por muchos años en el Rogue Valley, es miembro de la mesa directiva de Unite Oregon en el Rogue Valley, y trabaja para College Dreams, un programa en el distrito escolar de Medford que prepara a jóvenes para ir a la universidad y obtener una carrera. Allie Rosenbluth trabajo con Rogue Valley Farm to School a través de Americorps el año pasado y actualmente trabaja con Rogue Climate, una organización comunitaria que se enfoca en encontrar soluciones prácticas para el cambio climático a nivel local y estatal.

Escrito por Allie Rosenbluth y Erica Alexia Ledesma

English

Southern Oregon’s agricultural and forestry economy and culture will be severely impacted by climate change if we don’t act fast.

That’s just one of the reasons why we plan to join family farmers, forestry workers, other working families, students, and seniors at the People’s Climate March this Saturday, April 29 at 3 p.m. at Pear Blossom Park in Medford (312 4th St).

Last summer, one of us (Erica) was canvassing in low-income neighborhoods in Medford, she was stunned when she met a farmworker whose hands were burned from sun exposure. While engaging in this conversation, he mentioned that because of the increase in temperature he has seen a shift in agriculture through all  of his years working the land. Because of rising temperatures and quickly melting snow, our area is expected to face increasing water shortages in upcoming years.

The Geos Institute’s, a local nonprofit that works on climate solutions, vulnerability assessment for the Rogue Valley Reported that pests, disease, drought, greater competition for water, and lower productivity caused by climate change will put stress on forests and local agriculture. Not only do these impacts hurt our family farms and farmworkers, but also lowers our access to fresh affordable.

While teaching nutrition and garden education as Rogue Valley Farm to School’s Americorps service member last year, one of us (Allie) met families in Jackson County who were already having a hard time getting food on the table. The climate impacts on southern Oregon agriculture will put even more pressure on families who are already in southern Oregon we can see that climate change is already impacting our communities, which is why over 50 local groups ranging from agriculture and forest worker advocacy organizations to faith communities are coming together to host the People’s Climate Movement: March for Jobs, Justice, and Climate in Medford on April 29. This is part of a national day of action, like the Women’s March, to come together for a healthy climate and a clean energy economy that works for everyone.

Another reason why we are joining the March for Climate, Jobs, and Justice in southern Oregon is the Jordan Cove Energy Project and Pacific Connector Pipeline that once again threatens our forests, rivers, and air.

In order to send fracked gas through the proposed 232-mile pipeline from Malin to Coos Bay, to a 31-acre compressor station would be needed to compress it. The compressor station would be one of the top 15 largest sources of climate pollution in the state. It would emit toxic pollutants known to cause cancer like formaldehyde and toluene and create a noise hazard for nearby communities.  According to the 2015 census, the community in Malin is over 65% Latino. Studies dating back to the 1970s have pointed to a pattern of  the largest polluters located in rural, low-income, or communities of color.

Another reason why we’re joining the march on April 29 is because our community has a lot to gain from a transition to clean energy.

In 2016 California led the country creating 100,050 solar jobs, according to the nonprofit Solar Foundation. If our State invests in a clean energy economy there is potential to create thousands of good paying jobs here in southern Oregon. Right now the Oregon legislature has the opportunity to pass the Clean Energy Jobs Bill that would set a steadily decreasing limit on climate pollution. Then the money our biggest polluters pay would be reinvested into regions like ours to help transition to clean energy jobs and prepare for a changing climate.

As millennials who work with high school and middle school students, we hear from youth concerned that southern Oregon may not be a safe and healthy place to live by the time they’re adults. We are seeing youth take leadership on this issue. For instance, youth have played a critical role in the development of the city of Ashland’s Climate and Energy Action Plan. In Medford, youth from across southern Oregon will be invited to lead the March for Jobs, Justice, and Climate.

The march is an opportunity to bring together communities from around southern Oregon for the positive change we want to see in our home. Please join us on April 29 to march for the future of our planet, the safety of our communities, and the health of our families.

Previous post

El Seguro médico es su mejor amigo

Next post

Kendama, Kendama, Kendama.

Community

Community

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *