FeaturesOpinionPolitics

Uniendo a la comunidad

Déjeme empezar con una palabra acerca de nuestra campaña Alberto4Medford, que es lo mismo que quiere decir “¡Alberto pa Medford!”  Como candidato Democrático para el Distrito 6 para la Casa de  Oregon, Yo quiero ser un representante del estado de Medford -no solo por algunos- pero si no por el mejor interés de todos. Trabajado junto con otros legisladores del Sur de Oregon, tenemos que ponernos de pie para proteger nuestra salud, nuestros empleos, nuestras casas y nuestro futuro.

Ahora mismo, para muchos de nuestra comunidad, esas necesidades básicas están bajo amenaza. Yo sé lo que significa. Como un niño refugiado, yo llegué a USA de Cuba en 1961, con una familia grande y con un poco más que muestra ropa encima. Yo no he olvidado lo que significa caer repentinamente en una pobreza extrema: el hambre, las enfermedades, el recorrido del vecindario por botellas retornables para que pudiéramos alimentar las secadoras en la lavandería. Pero incluso en nuestros momentos de más necesidad, nosotros siempre tuvimos cuatro paredes y un techo. Me rompe el corazón que este presidente haya elegido secuestrar a niños de padres indefensos en nuestras fronteras. ¡Nadie intentó separarnos! !Tuvimos mucha suerte!

Por que puedo recordar, sé  la diferencia que puede hacer que nuestras familias reciban la ayuda oportuna para no terminar en la calle y en la desesperación. Esto significa todo. Porque puedo ver hacia adelante, yo sé que en estos momentos de crisis, los oficiales electos deben hacer todo lo que puedan para asegurarse que nuestras gente reciban la ayuda necesaria. En el caso de mi familia, eventualmente nos reubicaron a Portland. Mis padres encontraron trabajos y poco a poco salimos de la pobreza. 5 de sus 10 hijos obtuvieron un grado en College. Tres de ellos sirvieron honorablemente en la milicia. Buenos maestros, bibliotecarias inspiradoras y jefes de exploradores bondadosos alumbraron mi camino. Me convertí en un Ciudadano  Americano, y mucho más, un Oregoniano en mis huesos.

Cuando me mudé a Medford en 1987, tomé un trabajo como reportero en el Mail Tribune. Mi esposa tomó un trabajo como maestra de Talent Middle School. Nuestros dos hijos asistieron a las escuelas públicas de Medford desde el jardín hasta la escuela secundaria. En 2010, el mayor se graduó de Harvard. En 2013, el menor se graduó de Swarthmore. Estas son cosas que no había soñado. Pero la educación abre 10,000 puertas. Estamos inmensamente orgullosos y agradecidos por lo que ellos, con ayuda de buenos maestros, han conseguido.

Hoy en día, Medford enfrenta muchos desafíos pero también muchas oportunidades. Estos tiempos son difíciles. Actuando con compasión y sentido común, caminando juntos, podemos llegar a días con más luz. 

Desde el lado positivo, nuestra ciudad tiene mucho para recomendarlo. Somos un lugar urbano rodeado de una belleza natural espectacular. Tenemos buenas escuelas, empresas dinámicas, y tremendo crecimiento proyectado. 

Dicho esto, muchos de nuestros pobladores sufren inseguridad de cosas tan básicas como casa, salud y trabajo adecuado. El 10% de los niños en edad escolar en Medford sufren de falta de vivienda. Y cada vez más, muchas de nuestras industrias tradicionales como la agricultura, la madera y el turismo están siendo atacadas por el cambio climático. A esto aumentamos la pandemia y muchos de nuestros negocios grandes y pequeños han sido afectados duramente. Muchos trabajadores han sido despedidos,  algunos permanentemente. 

Nuestra organización sin fines de lucro también ha sufrido. St. Vincent De Paul ha sido forzado a cerrar todos sus servicios vitales indefinidamente porque un empleado se enfermo con Covid-19. The American Cancer Society recientemente cerró su tienda de ropa de segunda mano en Medford, encontrándose con la necesidad de reducir sus operaciones. A nivel nacional se cree que un cuarto de las ONGs van a cerrar. Eso es alarmante.  En el condado de Jackson, hemos confiado con el apoyo de organizaciones sin fines de lucro excelentes como el Family Nurturing Center y Kids Unlimited para ayudar las necesidades de las familias en crisis y con menores en riesgo. Durante la gran recesión, Rogue Community College siguió sirviendo a los estudiantes incluso cuando la mayoría de los negocios cerró en Main Street, esto sirvió de salvavidas para los negocios locales. En 2020, los estudiantes en casa, el mismo RCC enfrenta muchas pérdidas. 

Con las entradas de impuestos del Estado de Oregon virtualmente reduciéndose, los legisladores deben priorizar sus acciones. Quiero ir a nuestra capital para pelear por lo que importa más para Medford: Vivienda. Buenos trabajos. Cuidado de la salud. Y tomar urgente acción en el Cambio Climático. ¿Por qué? Porque las decisiones que tomemos hoy no deben de generar mayores desastres en el futuro.

La seguridad de lo básico es lo que hace posible que nuestras familias jóvenes y mayores puedan prosperar. Necesitamos de cada uno de ellos. Sin salud pública, usted puede perder su casa. Sin casa, usted puede perder su salud. Sin trabajo usted puede perder ambos. Y si ¿dejamos que nuestro clima fuera destruido?¿Cómo vivirían nuestros nietos?

Es por eso que ahora el Oregon Health Plan está en una encrucijada, es una de las preocupaciones más urgentes de Medford. No es que  OHP solo haya aliviado y prevenido una enorme cantidad de sufrimiento físico. Tampoco que  solo haya preparado mejor a nuestros hospitales y personas para enfrentar el coronavirus. Pero ciertamente ha logrado ambas cosas. 

Todos deben de saber que por cada $1 dólar que el Estado de Oregon pone en el Oregon Health Plan, nosotros recibimos automáticamente $9 dólares en fondos de contrapartida federales. Esto ha creado 22,000 trabajos en nuestro estado. Medford es un centro médico regional. Cientos de esos trabajos con buenos salarios dignos están aquí mismo. Y los economistas dicen que por cada trabajo profesional que añadimos, dos o tres trabajos se generan en nuestra comunidad. Así, proteger y expandir el Oregon Health Plan es crucial de aquí en adelante.

Fundamentalmente el compromiso con el cuidado de salud para todos afirma una causa común. Hemos llegado a apreciar a todos en nuestro estado, sin importar la raza, etnicidad, sexualidad o riqueza, todos somos seres humanos y merecemos dignidad y respeto. Nuestras clínicas públicas como la Clínica del Valle y el Rogue Community  Health no piden la tarjeta de residencia. Nuestra ciudad y la policía estatal no trabajan con ICE. Y como muchos estados, Oregon provee la licencia de manejo legal para indocumentados. 

Tenemos que enfrentar un tremendo reto a lo largo del camino. Pero la negación resuelve ninguno de esto. No podemos negar un virus, no podemos negar un cambio climático. No podemos negar las cosas, debemos enfrentar el futuro con la verdad, compasión y la mejor ciencia disponible. Hay muchas cosas que podemos hacer, incluso ahora, para crear “un mundo más justo, pacifico, y verdadero,” como dice la Fundación MacArthur. Siempre hay motivos de esperanza. Pero debemos de empezar ahora. Negaciones y retrasos no logran nada. Les pedimos ayuda en hacer ese día realidad.

Previous post

CUIDADO PERSONAL

Next post

We Protect Each Other

Community

Community

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *