Travel

República Dominicana

¡Saludos! Espero que al leer esta carta se encuentren felices, sonrientes y gozando de perfecta salud. Antes que nada quisiera felicitar a los y las jóvenes recién graduados por lograr completar sus estudios en todos los niveles, pero mas que nada, quisiera saludar y felicitar a los recién graduados de la Universidad. ¡Wow! ¡Lo logramos! Parece que fue ayer cuando nuestros padres y maestros nos hablaban sobre el colegio y la importancia de tener un título. No fue fácil, pero lo que importa es que fue posible y que pudimos superar los obstáculos para salir adelante y lograr nuestros sueños.

En especial, me enorgullece pensar en aquellos graduados que provienen de familias humildes y han sido los primeros en obtener un título en sus familias. Les felicito de todo corazón. El hecho de que nuestros padres llegarán aquí con esperanzas y sueños, y ahora nosotros hemos llegado a lograr los nuestros, afirma que aunque la vida como migrante en este país no es fácil, hay muchas cosas que podemos lograr a pesar de las dificultades a las que nuestros padres se han enfrentado.
Mis años como estudiante universitaria han pasado a la historia. Ahora me encuentro en la República Dominicana trabajando con estudiantes americanos, y sirviendo en proyectos ambientales y comunitarios en unas de las comunidades mas necesitadas del país. El trabajo no es fácil, ni mucho menos lujoso, pero vale la pena. Estaré trabajando aquí hasta mediados de agosto, pero aun no tengo planes para después.

Pasé 18 años de mi vida siendo una estudiante, y ahora me siento nerviosa al pensar en el cambio drástico que va tomar mi vida este año. Ya no tengo tareas, las becas se han vencido, y tendré que encontrar empleo o informarme sobre los requisitos para la maestría.

Se que no soy la única que está sintiendo el cambio drástico. Es hora de tomar las riendas de mi vida y mas que nada de tener el coraje y la valentía para seguir luchando por mis sueños. Lo que me da esperanzas e inspiración es el saber que ahora tengo algo en que apoyarme, mis estudios, pero también el saber que tengo una familia, amistades y muchos seres queridos que me apoyan y que me dan ánimos de seguir en la lucha.
Bueno, pues eso es todo por ahora. ¡Espero que estén disfrutando en Oregon, el resto de su verano!

Previous post

Las dificultades de la vida

Next post

¿Que tan listos están los padres para el comienzo del año escolar?

Niria García

Niria García

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *